27 de julio de 2016

La luz y la eternidad



Mezquita de Córdoba




Desde hace tiempo me parece que lo único que vale la pena describir es la luz, sus variedades y su eternidad. Los actos me interesan en un grado mucho menor. Los recuerdo poco. Se enhebran en cadenas casuales que se quiebran sin razón aparente y comienzan sin causa, sin avisar, para romperse de nuevo.

Andrzej Stasiuk – El mundo detrás de Dukla





20 comentarios:

  1. Nice one. Photography is all about light and you got it just perfect in this shot.

    ResponderEliminar
  2. qué interesante el texto!

    acaso los "quiebres" de la luz serán las sombras... o éstas serán sus "variedades"...? de cualquier modo siempre hay belleza en su "eternidad"...

    besos,

    ResponderEliminar
  3. La Mezquita es uno de los lugares que más me ha impresionado de trodos los que he conocido en mi vida. Tengo ganas de volver a disfrutarla.
    Un fuerte abrazo y felicidades por esa gran imagen.

    ResponderEliminar
  4. A esta mezquita le pasó lo inverso de la catedran de Santa Sofía en Estambul...cambió de religión pero no de la magestuosidad de Dios

    ResponderEliminar
  5. Como se nota que conoces bien La Mezquita...y la técnica.
    Muy bonita Ildefonso
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Luz en todo su esplendor!

    Saludos =))))

    ResponderEliminar
  7. En este caso, la luz de tu fotografía se describe por sí misma. ¡Muy bien!

    podi-.

    ResponderEliminar
  8. Que bien has sabido captar la belleza de nuestra mezquita, te felicito por tu extraordinario trabajo.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Qué no vas a hacer tú con la Mezquita de Córdoba, si hasta los profanos le sacamos partido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. La luz en toda su belleza y esplendor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hablando de luz, precisamente es lo que destaca en esta fotografía, la maravillosa luz que la inunda junto con ese punto rojo tan atractivo que conduce la mirada hasta el fondo de la nave.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  12. Nuevamente has sabido capturar en la fotografía la magnitud de la luz. Me has hecho recordar los cuadros de Carlo Crivelli, con su juego de la perspectiva, las líneas de fuga y el color. Felicitaciones, Ildefonso!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Necesitamos la luz, claro que sí! Pienso que cuando soñamos o recordamos algo, hay un foco de luz que se proyecta sobre la escena que reproducimos en nuestra cabeza para iluminarla. Solo habría oscuridad en nuestra mente, si no fuese por esa luz que viene de alguna parte.

    Más saludos, Ildefonso!

    ResponderEliminar
  14. Hola. Su sentido creativo es elegante.
    El mejor cumplido.

    Gracias por visitar siempre.
    Saludos desde Japón. ruma

    ResponderEliminar
  15. Para quitarse el sombrero...La luz de tu foto embellece más si cabe tanto arte y delicadeza. El texto es igualmente sutil y hermoso
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  16. Veo que has leído el libro de Stasiuk. Sus reflexiones sobre la luz son maravillosas. ¿Y qué puedo añadir sobre esta foto? Es una preciosidad en el amplio sentido de la palabra: luz, colores, espacio... todo.

    Abrazos y ¡¡feliz (y calurosa) semana!!

    ResponderEliminar
  17. Esa Mezquita impresiona desde el momento que entras por la puerta y con esa luz que le has dado, la has hecho aún más eterna.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Parece que te mueves por la mezquita como por tu casa lo que me causa una sana envidia y que conoces sus palpitos, su respiración, su brillo.... Y con tu cámara nos lo transmites magníficamente. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar